7 enemigos que matan el amor de pareja

Acaba con ellos ya…

¿No encuentras novio por más que lo intentas? O peor, ¿ya ni siquiera tratas? ¿Estás en una relación, pero sientes que se está enfriando y dudas si seguir? Sea cual sea tu caso, descubrimos los enemigos que matan el amor de pareja y que están acabando con nuestras relaciones. Toma nota y derrúmbalos.

1.- INDIVIDUALISMO, MIEDO AL OTRO Y DESCONEXIÓN
Hoy el eros contemporáneo se manifiesta como avaro de seguridad en el trato con los demás, derrochador en la búsqueda de oportunidades más atractivas y temeroso de establecer lazos fuertes. Es una sociedad cada vez más individualizada, donde el amor al prójimo se ve sustituido por el miedo al extraño, como bien indicó el pensador y autor polaco Zygmunt Bauman. La desconexión con el otro y no comprender o no considerar sus necesidades en la pareja, lleva a cada uno -individualmente- a concentrarse egoístamente en la satisfacción de sus propios deseos. Esto genera una distancia que desgasta a ambos hasta el extremo de la separación o el divorcio, para reincidir y fracasar otra vez con la nueva pareja. Ninguno parece comprender que no puede salir del círculo vicioso y repite el mismo patrón una, y otra, y otra vez…

via GIPHY

2.- LA PAREJA COMO OBJETO DE CONSUMO
Bauman estudió a fondo esta sociedad en donde todo se mide a través del costo y beneficio. ¿Qué me das, qué te doy? Vemos a la persona como una mercancía que, si deja de satisfacer nuestras necesidades, se deshecha y punto. Como un nuevo iPhone con características más antojables que las del modelo anterior. Si ya no me sirves, ahí te ves. Ya no hay compromiso, no hay un ejercicio de crecimiento mutuo, de aprendizaje.

Apps de citas como Tinder son el claro ejemplo. Bauman las equipara a las tiendas en línea, donde ves un catálogo de artículos o personas con ciertas características, mayormente enfocadas en atributos físicos o actitudes que cubren o no nuestras necesidades. ¿Te gusta? Lo compras o le das like. ¿No te gusta? Next. Lejos han quedado la intimidad que se logra tras largas pláticas que te permiten conocer a la otra persona. Ese es el meollo: ya no nos enamoramos de personas, sino de atributos que nos gustan o disgustan.

via GIPHY

3.- RELACIONES ANGUSTIANTES
Resultante de lo anterior, en esta época, las nuevas modalidades del vínculo amoroso llevan como lema “mientras dure”. Vivimos relaciones angustiantes que sabemos pueden terminar en cualquier momento. El amor, la intimidad, el compromiso ya no significan nada. Es más fácil -al menos en apariencia- buscar en otra persona lo que esta pareja actual no nos da, en vez de trabajar juntos por lograr ese crecimiento en conjunto. Habiendo tantos vínculos y posibilidades de elección, es muy fácil que algo se introduzca y fragilice el entendimiento y las posibilidades de acompañarse y, por lo tanto, es muy sencillo que hoy las relaciones se disuelvan ante cualquier disgusto o ante un nuevo deseo.

4.- AMOR COMO ANTÍTESIS DE LA LIBERTAD
Hoy, libertad y amor llegan a percibirse como fuerzas incompatibles que difícilmente pueden equilibrarse dentro de una relación de pareja. Como si casarse o iniciar un noviazgo formal supusiera tener un par de grilletes que nos impidan hacer nuestra vida. Y es esta idea la que en muchas ocasiones hace que las relaciones terminen. ¿Te suena conocido? Sales varias veces con un chico maravilloso y cuando parece que la relación va progresando, él desaparece o comienza a modificar su conducta, hasta que cortan. O quizá tú eres la que acaba con la posibilidad de un romance verdadero ante el temor del compromiso y de perderte la vida. ¿Por qué nos da tanto miedo esa palabra? Quizá sea el temor de elegir a una sola persona que quizá no sea la buena, en este mar de posibilidades. Razones hay muchas, pero es un hecho que si no cambiamos esa falsa idea que tenemos del amor como prisión, jamás nos vincularemos profundamente con nadie.

via GIPHY

5.- LOS MITOS DEL AMOR ROMÁNTICO
Hay muchas creencias falsas del amor: que si es para toda la vida, que si está exento de problemas, que si solo hay uno en la vida, que si debemos esperar a la persona perfecta para experimentarlo… Estas ideas solo lo perjudican y se convierten en enemigos que matan el amor de pareja.

6.- LA PAREJA COMO UN TODO
Hemos descuidado otro tipo de vínculos por el acelere de vida que tenemos y por el permanente cambio en distintas circunstancias, de manera que a veces ponemos todos los huevos en una canasta y no tenemos realmente otros vínculos sólidos que nos contengan, en donde haya buenos amores, aunque no sean eróticos o románticos. El problema es que en esta sociedad aparentemente moderna, seguimos con la idea de la “matrimanía”, como la llama la autora Bella DePaulo, en la cual hay un cierto estigma a quien no tiene pareja y de preferencia estable, dentro de toda esta cultura de la heteronormatividad. Esto permea la subjetividad, como si los otros vínculos no fueran o pudieran ser suficientemente buenos para ocupar y dar una solidez a nuestro equilibrio interno, a nuestra necesidad de afecto o de reconocimiento.

via GIPHY

7.- FALTA DE AMOR PROPIO
Varios expertos argumentan que lo que conocemos hoy en día en nuestra sociedad como “amor” es realmente el trasfondo de la “necesidad de amor” que se da por falta de amor a nosotros mismos y es en base a ella que actuamos. No decimos “te amo” simplemente porque queremos decirlo, porque nos hace sentir bien, porque queremos que el otro genuinamente sepa que lo amamos. No, nosotros hablamos y actuamos desde nuestra carencia de amor, y simplemente no es posible poder amar a otra persona si no nos amamos a nosotros mismos primero. Y mientras más carencia sintamos, más vamos a pedir y querer recibir del otro, lo que nos lleva a controlar, a manipular y a tener conductas necesitadas con nuestra pareja.

El amor no es algo fijo, no es la felicidad eterna… Es un trabajo constante y diario de aprendizaje, crecimiento, comunicación, cesión y nutrición de dos seres que han decidido unir sus vidas, con todo lo bueno y malo que eso implique. Es un trabajo en equipo y solo juntos podrán derrumbar los enemigos que matan el amor de pareja. ¡Es hora de acabar con estos errores y comenzar a vivir el buen amor!