¿Sufres de labios resecos? ¡Mira lo fácil que es solucionar este problema!

En una taza, mezcla una cucharadita de aceite de oliva, una de miel de abeja y una de azúcar. Ponte esta pasta en los labios y masajéalos suavemente. Finalmente, limpia con agua tibia y ponte un poco de humectante labial.

                           

         

¿Que te parece?