Consejos para cuidar la piel durante el embarazo

Presta atención a estos consejos y aprende a cuidar de tu piel a lo largo de esta etapa tan maravillosa:

– Para evitar la aparición de manchas en el rostro y tratarlas sin hacer daño a tu bebé, debes preparar la piel antes y durante el embarazo con el uso productos tópicos y el consumo de alimentos que contengan vitamina B3.

– Una alimentación rica en  las carnes, pescados, vegetales y cereales que son buena fuente de vitamina B3, contribuirá con el metabolismo de las grasas y los azucares en el cuerpo y te ayudarán al bienestar celular.

– La vitamina B3 es soluble en agua y es muy estable, tiene un efecto despigmentante y da luminosidad a la piel pues bloquea la transferencia de melanina (proteína encargada de darle pigmento a la piel) por parte del melanosoma hacia otras células. Además es anti pruriginoso (anti picazón), antimicrobiano y tiene efecto fotoprotector.

– Es aconsejable hacer uso de productos faciales con componentes como vitamina B3, ácido linoleico,  AHA alfahidroxiacidos, derivados del retinol y ceramidas, ya que te ayudarán a humectar la piel al inhibir la perdida de agua por el estrato corneo (la capa más superficial de la piel), favorecerá la prevención y tratamiento de las manchas, prevendrá el envejecimiento de la piel y estimulará la producción de colágeno.

– Si ya tienes manchas, es muy importante que te armes de paciencia y entiendas que este es un proceso normal. El mejor aliado en esta etapa es un producto que contenga los componentes mencionados anteriormente, consumir alimentos ricos en vitamina B y E, y el uso de protector solar. Los tratamientos despigmentantes se realizarán solo en la fase post parto

– En cuanto al acné, este requiere de mucha atención dado que los tratamientos habituales como los antibióticos y el ácido retinoico no pueden ser usados durante el embarazo. La primera recomendación es que procures usar en la cara productos no grasosos, no manipular los granitos y consultar al dermatólogo para establecer el tratamiento ideal de acuerdo al caso.

– Prepárate para la hinchazón que sucede debido a los cambios hormonales, ya que los estrógenos contribuyen a retener líquidos, lo que unido a la presión que ejerce el útero sobre la venas, tiene como consecuencia la inflamación sobre todo en las piernas, en la parte inferior de los ojos y el cuello. Para trabajar esta molestia, puedes acostarse de medio lado hacia el costado izquierdo, levantar un poco la cabecera y colocar compresas frías en los párpados para descongestionar.

– En el cuerpo, se debes duplicar los productos hidratantes dos y hasta tres veces al día para disminuir el riesgo de la aparición de estrías.

– Es importante evitar las mascarillas y productos naturales que pueden tener riesgo y prescindir de baños con aguas (por ejemplo agua de brevo) que pueden reaccionar ante la exposición de la luz y ocasionar quemaduras.

Por último, ten en cuenta que una mujer en estado de embarazo debe hacer pausas de durante el día y dormir mínimo 8 horas diarias, así que Aprovecha, descansa y ¡deja que te consientan!

foto:flickr.com/newlifehotels