El “Alzheimer” también aqueja a nuestros perros

“Más del 50% de los perros mayores de 15 años puede padecer Disfunción Cognitiva (Envejecimiento cerebral canino), lo que se conoce como Alzheimer en los humanos, el que se presenta con pérdida de oído, visión, memoria, entre otros signos clínicos”

Llegamos a casa y esperamos que nuestro perro de toda la vida, nuestro fiel compañero, nos reciba como cada día, con un ladrido y un movimiento de cola. Sin embargo, vemos que cada vez se mueve menos, ya no quiere jugar como antes, duerme la mayoría del día y suele desorientarse en casa. Entonces podemos inferir que padece de disfunción cognitiva, que en los humanos es conocido como Alzheimer. Estos signos solo podrán comprobarse con un médico veterinario, ojalá de especialidad en neurología o geriatría veterinaria.

Se estima que uno de cuatro perros con más de siete años de vida sufre de esta enfermedad, lo que en total afecta a más del 50% de perros mayores de 15 años. “Este síndrome corresponde a un proceso degenerativo del sistema nervioso central, en donde el cerebro del animal ya no funciona como antes. Esto también sucede en el resto del cuerpo, puesto que órganos, como el corazón, pueden llegar a perder funcionalidad. El envejecimiento NO es una enfermedad sino una evolución física”, comenta Francisca Montero, Médico Veterinaria de Royal Canin.

Ojo con los síntomas

Como edad promedio, diremos que desde los siete años se presentan los primeros signos de Envejecimiento Cerebral Canino como:

  • Le cuesta moverse por la casa.
  • Parece perdido en lugares con los que está familiarizado.
  • No reconoce a la familia ni los hábitos diarios.
  • No reclama atención ni está interesado en saludar o que lo saluden.
  • Pasa menos tiempo jugando con los miembros de la familia o con otros perros.
  • Deambula por la casa y ladra sin sentido durante la noche.
  • Orina o defeca fuera del lugar habitual frecuentemente presentando pérdida del control de esfínteres.

¿Qué podemos hacer?

Lo ideal es empezar a tomar precauciones antes de que nuestro compañero canino presente signos de Disfunción Cognitiva, además de otras enfermedades asociadas a la vejez, las que varían según la raza.

Una alimentación adecuada, desde que se detectan algunos de los signos clásicos de esta enfermedad, le ayudará a nuestro perro a llevar de mejor forma su vejez.