Los 10 enemigos de tu piel

Leé esta nota con atención y detecta cuáles son los enemigos de tu piel. ¿De cuál de estos 10 te salvás?

1. El sol

El sol es uno de los mayores enemigos para tu piel. Causará daños graves a largo plazo si no te cuidás y tomás las precauciones necesarias. Debés usar protector solar todos los días, y exponerte al sol a las horas indicadas.

2. El cansancio y el estrés

No solo afectan tu estado de ánimo, sino que son marcas claras en tu piel. Las cremas, por buenas que sean, no evitarán que tu piel se marque. ¿Por qué sucede esto? Porque el colágeno de tu piel se va destruyendo con el estrés, que es lo que aumenta las arrugas e imperfecciones.

3. El alcohol y el tabaco

Frecuentemente se los menciona como causantes de obesidad, colesterol, y diversas enfermedades; pero difícilmente se mencionen como claros enemigos contra tu piel. No lo olvides. El tabaco causa arrugas prematuras, y el alcohol inflamación de la piel.

4. Falta de nutrientes

Tu piel necesita de nutrientes. Debés consumir una dieta sana, para que tu piel se vea radiante e hidratada. Evitá la sequedad y las manchas, consumiendo frutas, verduras, carnes y vitaminas.

5. Falta de sueño

La falta de sueño envejece tu piel y marca tu rostro. Las ojeras aparecen y el brillo de la piel disminuye. Mirá tu cara después de dormir saludablemente y verás la diferencia. 

6. Poros descuidados

El tamaño de tus poros tiene que ver con un factor exclusivamente genético pero si los mantienes limpios, se verán más pequeños. Si mantenés limpia tu cara, evitarás la formación de puntos negros e imperfecciones. Podrás usar buenas cremas limpiadoras y astringentes, durante el día y la noche para mantener tus poros saludables.

7. Utilizar los productos inadecuados para el rostro

Lavarte la cara con un jabón para el cuerpo o usar una crema que no es indicada para tu tipo de piel son errores que frecuentemente comentemos las mujeres.

Usá solamente productos para el rostro, ya que es notoriamente más delicado que el resto de tu cuerpo. Y elegí siempre en base a tu tipo de piel.

 Si tenés la piel grasa, seca, o con acné; consulta a un especialista de tu confianza que te indique certeramente qué producto es el indicado.

8- Apretar los granitos y puntos negros de tu rostro

¡Gran error! Controlá tu impulso para apretar los granitos.

Los expertos recomiendan dejarlos tal como están, y usar un producto determinado para eso. Dependiendo de tu cicatrización y tipo de piel las marcas podrán quedar en tu piel si no controlas tu necesidad de sacar los granitos ni bien aparecen.

9- Falta de humectación

 Tu piel necesita humectarse para que retenga su propia humedad y se regenere de noche. Usá un humectante para tu tipo de piel, todos los días. Si es posible seguí una rutina de día y de noche.

10- Exceso de aire acondicionado

Los interiores secos, con aires acondicionados o con calefacción central, deshidratan la piel, dejando la epidermis seca, escamosa y vulnerable. Si te expones a estos ambientes durante muchas horas en el día, el mejor consejo es hidratar tu piel durante el día, las veces que puedas.

De esta lista de 10 enemigos para tu piel, ¿cuáles reconocés?, ¿qué podés cambiar?