Hábitos que te están envejeciendo

Hay hábitos que tenemos y que pueden estar haciendo mucho para que nuestra piel envejezca más rápido.  En este post te dire cuales son esos hábitos que debes de comenzar a dejar de una vez por todas para el beneficio de nuestra piel, y salud en general.

Comer mucha azúcar

Debo admitirlo, este es uno de mis problemas, yo no perdono el postre. Si eres igual que yo puede ser que te esté haciendo daño. Las moléculas del azúcar se adhieren a la proteína de tus células, provocando que te veas más cansada, con la piel más opaca e hinchada.

Pasar demasiado tiempo sentada

Si llevas más de media hora sentada tu cuerpo comienza a depositar azúcar en tus células. Esto provoca desde poros más abiertos hasta arrugas. Levántate cada media hora y camina 5 – 10 minutos.

Usas varias capas de maquillaje

Si te pones mucha base, especialmente las aceitosas, tus poros sufren las consecuencias. Evita las arrugas prematuras usando bases ligeras o incluso probando con las BB o CC Creams.

Duermes muy poquito

 Necesitas dormir al menos 6 horas al día. No hacerlo afecta tu piel, pero además provoca aumento de peso.Definitivamentee este mi es mi problema,  parezco la bella durmiente

Estrés

El estrés no sólo te hace ver más grande, te hace sentir más grande. No manejar el estrés a largo plazo provoca incluso pérdida de memoria. Respirar profundo ayuda, hazlo por las mañanas, por las noches y cada vez que tengas un segundo para ti en la oficina.

No haces ejercicio

No tiene que ser crossfit, pero así como necesitas levantarte de la silla de vez en cuando también tienes que mover un poco tu cuerpo para mantenerlo en óptimas condiciones. Mejor circulación se traduce en piel más joven.

No te pones protector solar varias veces al día

Tal vez ya lograste incluirlo en tu rutina mañanera, pero el protector solar no dura para siempre y debe ser reaplicado después de unas horas. Los rayos del sol causan más envejecimiento prematuro que cualquier otra cosa, así que si realmente te preocupa carga el bloqueador contigo y aplícalo al medio día.

No te ocupas de la resequedad

A veces cambiamos de clima y no nos damos cuenta de que nos afecta la piel. Incluso si pasas de la calle a la oficina con aire acondicionado o calefacción tu rostro se puede sentir acartonado. Si te pica la piel ponte crema. Si es un problema recurrente de cierto espacio puedes comprar un humidificador.

Duermes boca abajo

Lo ideal sería que tu rostro no tocara la almohada cuando duermes, pero si te incomoda la pose de vampiro puedes dormir de lado. Así al menos cuando gires en la noche dejarás descansar tu piel. El contacto con la almohada provoca arrugas prematuras. Te recomiendo además que laves tus fundas lo más seguido posible.

Comes verduras sólo una vez al día

Los antioxidantes “caducan”. Comer frutas en la mañana no es suficiente, necesitas consumir verduras también y en todas tus comidas para mantener tu cuerpo lleno de estos maravillosos nutrientes que son tan buenos para la piel.