Estadísticas afirman que un matrimonio antes de los 20 años y después de los 35, tienen más probabilidades de terminar en los primeros cinco años.

Pero si te casas entre los 25 y 29 años, según las estadísticas, todo estará bien. Espérate un poquito más, ya que matrimonios entre los 30 y 34 años duran aún más.

Entre más te acerques a los 40 años, más probabilidades tienes de separarte de tu pareja.

Lo más sorprendente, según el psicólogo Nicholas H. Wolfinger, es que en los 90’s era más duradera una relación después de los 35. Consejo de oro: espera a madurar para casarte, pero no tan madurito o todo saldrá mal.

Sabías que entre más inteligente es una mujer, menos posibilidades tiene de casarse. ¿Pooor? Un estudio realizado en Londres, encontró que los hombres buscan una pareja menos lista que ellos, y las mujeres buscan hombres más listos.

Total, por ahora es mejor casarse entre los 25 y 34 años.