• La celulitis es uno de los ‘males’ que más afectan a las mujeres a nivel estético (aunque no tanto médico) en la actualidad.

     

    El sedentarismo, una mala alimentación y una deficiente hidratación provocan que la celulitis vaya apareciendo poco a poco en nuestro cuerpo… Hasta que se instala definitivamente. Sin embargo, se le puede poner remedio (al margen de cirugías, claro) por lo menos a los dos primeros estados que tiene la celulitis (blanda y dura; ya que la edematosa tiene peor solución). ¿Te atreves a probar los mejores ejercicios para reducirla?

1. Nadar. Uno de los ejercicios más completos que existen y que, gracias a las piscinas cubiertas y gimnasios, puedes practicar todo el año. Nadar estimula la circulación, ‘quema’ las grasas sobrantes y activa tu metabolismo como pocos deportes pueden hacerlo.

2. Caminar al menos 30 minutos diarios. Algo que debes convertirlo en un ‘must’ de por vida. El cuerpo humano está diseñado para aguantar largas caminatas, por lo que 30 minutos al día no debería ser un problema. Si aún así no tienes la costumbre y temes que aparezcan agujetas o problemas similares, opta por dividir tus paseos diarios.

3. Subir escaleras. A lo mejor vives en un décimo piso y no te apetece subirlos todos del tirón. Sin embargo, nadie dijo que no pudieras bajarte en el sexto y subir los cuatro restantes, ¿no? Subir escaleras es un ejercicio que activa los músculos de nuestros glúteos y que favorece la circulación. Sube escaleras siempre que puedas, y si no, practica con un ‘step’ en casa (o subiéndote a una silla).

4. Sentadillas ‘sumo’ o abiertas. Las sentadillas de toda la vida también te sirven, pero las sentadillas ‘sumo’, también llamadas abiertas, tienen una mayor incidencia sobre los músculos de nuestras caderas… Por lo que son perfectas para ‘atacar’ la celulitis de esa zona y favorecer la circulación.

5. Zancadas. Cuando las domines, no querrás hacer otra cosa. Potencian el equilibrio y son unas excelentes tensoras de glúteos y muslos, los lugares donde más celulitis se suele acumular. Las puedes ejecutar con un salto o con unas pequeñas pesas cuando tengas la suficiente práctica.

6. Burpees. Los también conocidos como ‘saltos de rana’ son otro de los clásicos de las rutinas físicas que te sirven para combatir la celulitis (y de propina, también la de los brazos). Glúteos, muslos, abdominales y brazos mejorarán su circulación en este completo y exigente ejercicio. Si no te ves capaz de hacer el salto final, no te preocupes y estira el tronco completamente para terminar.

7. El puente. Seguro que lo has repetido mil veces de niña y ni imaginabas que fuera efectivo para la celulitis. Una posición de yoga que también ayuda a tensar los músculos abdominales y que, sorpresa, puedes ejecutar más veces de las que imaginas.

8. Elevaciones de rodilla. Como si de una marcha militar se tratara, levantar nuestras rodillas haciendo equilibrio con la pierna que nos queda suelta, es un excelente ejercicio ‘quemacelulitis’. De pie, levanta la pierna hacia tu pecho doblando la rodilla cuanto puedas y sujetándola con los brazos. Repite con el lado contrario y nota su efecto.

9. Patadas de glúteos. Debido a la variedad de variantes que hay, lo mejor es ir variando de uno a otro para ‘atacar’ la celulitis desde varios ángulos. Boca abajo, sobre una esterilla, apoyaremos antebrazos y rodillas sobre ella dejando el tronco paralelo. Alternaremos una y otra pierna después de ejecutar, al menos, 8 repeticiones de cada lado: extensiones, flexiones… Hay tantas opciones que casi abruman.

Recuerda que todos estos ejercicios, por si solos, no tendrán apenas incidencia si no los completas con una dieta baja en grasas, un mayor descanso y una correctahidratación

Combínalos todos como te plazca, pero no olvides que la ‘batalla’ contra la celulitis se libra todos los días.