[dropcap]L[/dropcap]as mascotas mal educadas ocasionan malas conductas y daños en tu hogar. En este post te doy unos tips para prevenir problemas comunes de comportamiento:

Tip 1: 

Que tu mascota le salte encima a las personas que están de visita puede convertirse en un comportamiento molesto y vergonzoso. Por lo general esto ocurre cuando las mascotas sienten acumuladas ganas por jugar. Para corregir esta conducta ten en cuenta lo siguiente:

  • Cuando tu mascota te salte encima, no le prestes atención, no lo mires, no lo toques, dale la espalda. Así tu mascota entenderá que esto no está bien. Si, lo se que puede ser una crueldada, pero es necesario.
  • Nunca lo premies por saltar sobre los muebles o las personas, no seas condescendiente o lo tomaré como costumbre.
  • Repréndelo con una advertencia u orden. Dile ¡No! es clave que tu mascota entienda el significado de este término y su connotación de desaprobación.

Tip 2:

Mordiscos y rasguños: Las mascotas por su naturaleza necesitan masticar, rasguñar y escudriñar constantemente, sin embargo, estos comportamientos suelen ocasionar problemas de conducta y daños materiales irreparables, por eso, no dejes que esta mala costumbre se vuelva habitual.

Tip 3:

Ladridos y maullidos excesivos: esta conducta es muy difícil de corregir porque es un comportamiento innato provocado por estímulos naturales y la necesidad de marcar territorio, de hacer un llamado de alerta o simplemente porque el animal exige atención. Para evitar estas molestas situaciones te recomendamos:

  • Aprovisiona tu casa con distracciones cuando dejes sola a tu mascota para que no ladre o maúlle. Una buena idea es distribuir juguetes por todo el espacio para ocupar su atención.
  • Cubre todas las necesidades, de manera que tu mascota no tenga por qué quejarse. Proporciónele juegos, actividades y ejercicios diarios.

Tip 4:

Sus necesidades: hacer del cuerpo en lugares inadecuados es un motivo de continuos regaños, castigos y dolores de cabeza para ti y para tu mascota. Para esto la única solución efectiva es educarlo con hábitos adecuados de higiene.

  • Enséñale a dónde ir, sin maltratos ni gritos.
  • Limpia muy bien el lugar donde el animal hizo sus necesidades, utiliza un producto sin olor. De lo contrario, tu mascota volverá una y otra vez a hacerlo en ese lugar.