La vitamina E cuida tu organismo en general, pero pone especial énfasis en el cabello y la piel.

Se encuentra de forma natural en muchos alimentos pero también en forma de suplemento. Además de esto, estas capsulas igualmente puedes colocarlas en tu cabello e incluirlas en el shampoo y acondicionador.

El uso tópico de la vitamina E es bastante común ya que nutre el cabello de afuera hacia adentro, permitiendo cuidar los filamentos y folículos, y de esta forma evitar su caída, incrementar el desarrollo capilar y abrir los poros.

Ya saben que yo no me guardo ningún secreto y por eso te digo cómo cuidar tu cabello utilizando esta gran fuente de nutrición. Toma nota.

  • Compra vitamina E en capsulas blandas o gelatinosas, son las mejores para usarlas en estos casos, a diferencia de las pastillas. Serán más fáciles de apretar por su suavidad.
  • Abre 1 o 2 cápsulas y colócalas en el cuero cabelludo. Otra opción es agregarlas al baño de crema que estés utilizando. Mezcla y aplícalo. Deja actuar por unos minutos y retira.