Sábila para hacer crecer el cabello

La sábila tiene numerosas propiedades, ya sea que lo utilices natural de la planta (lo cual potenciara sus beneficios) o bien si lo compras ya procesado y en gel puro.

Ya te hemos hablado de sus beneficios para curar quemaduras, o hasta para bajar de peso. Sin embargo, hoy te hablaremos de cómo puedes incluirlo en tu rutina de belleza para lograr que tu cabello crezca más y mejor.

Aplicar el gel de aloe veradirectamente sobre tu cabello, y dejarlo reposar con una gorra de baño antes de enjuagarlo ayudará a que se estabilice el pH de tu cuero cabelludo, ayudando a que tu cabello crezca más y fortaleciéndolo.

También mejora la circulación, con lo que tu cabello estará más nutrido y crecerá a mayor velocidad. El gel de aloe vera además es un gran hidratante, lo cual mejorará también la sensación de tu pelo al tacto. Si aplicas una cantidad pequeña, no será  necesario que lo enjuagues.

Otro consejo es que mezcles una cantidad de aloe vera con el acondicionador que usas regularmente. Verás los resultados en poco tiempo, pues notarás que el aloe vera hace crecer el cabello con mayor rapidez.

Puedes mezclarlo también con otros ingredientes para obtener mejores resultados.

Con aceite de coco: Combina tres cucharadas de gel de aloe vera con dos cucharadas de aceite de coco, aplícalo en tu cabello y déjalo reposar por una hora antes de enjuagar. Tu cabello quedará nutrido y con una textura increíble.

Con miel de abeja: Mezcla dos cucharadas de gel de aloe vera con dos cucharadas de miel de abeja, aplica sobre el cabello y deja reposar por 20 minutos. Te protejerá de la resequedad y la caspa y ayudará a combatir la caída del cabello.

Con aceite de oliva: Integra tres cucharadas de gel de aloe vera con dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen. Incorpora sobre tu cabello hasta llegar al cuero cabelludo y deja por 20 minutos para lograr el efecto adecuado. Fortalecerás tu cabello y obtendrás mayor brillo y menos frizz.

About the author
La vanidad es algo saludable, guardando las justas proporciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *