PROPÓSITOS REALISTAS Y NO SOLO PARA AŃO NUEVO

[dropcap]Y[/dropcap]a iniciamos el 2016, estamos en el esperanzador mes de enero, ese mes en el que muchas personas intentan poner en marcha aquellos propósitos que se hicieron a sí mismos la noche vieja.

Son bastante conocidos los deseos por bajar de peso, conseguir trabajo nuevo, viajar e incluso encontrar el amor y no tienen nada de malo, exceptuando el hecho de que los gimnasios se vacían en febrero, el trabajo en el que están es algo seguro y buscar es más difícil, “todos son iguales” y todas las excusas que la gente se dice para justificar que, nuevamente, no cumplen con esos objetivos.

A continuación te dejo una lista de propósitos a realizar día con día, no son convencionales y dependen completamente de la aceptación de uno mismo, si tienes la valentía de reconocer tus faltas y quieres trabajar en ellas, esto es para ti.

1. Alégrate de las pequeñeces: ¿Te ha pasado que para sentirte feliz necesitas grandes noticias o cambios radicales?, no tiene nada de malo, pero si te pierdes de las pequeñas cosas que la vida nos regala todos los días, estás muriendo de a poco. Despertar, estar sano, tener un techo, comida y ropa, no ser indigente, tener mascotas, atardeceres y bellos días lluviosos o noches estrelladas, los detalles no tienen fin, ¡vívelos!

2. Usa el celular, pero no te olvides de la gente que te rodea: Llega de visita y convive con aquellos a los que vas a ver, no necesitas la contraseña de wi-fi, abrázalos, platica de frente, come sin tomarle foto a la comida o por lo menos no subas la foto en ese momento, ¡vive, siente, disfruta!

3. Recupera tus sueños: Los tuyos, la vida es muy corta como para ser doctor para darle gusto a tu padre, estudiar, casarte y tener hijos porque eso hacen los otros y ya vas a cumplir 30, esforzarte por ser el mejor en tu trabajo mientras dejas a tu familia de lado, ser la más bonita físicamente mientras te mueres de dolor por dentro. ¡Esta vida es tuya!, no dejes que otros vivan sus frustraciones a través de ti.

4. Ama con todo tu corazón, primeramente a ti: Amar con todas tus fuerzas e irte perdiendo para que el otro sea feliz no es amor. El amor no exige cambios, te acepta y si tú quieres cambiar algo de ti será por y para ti; si quieres vestirte de tal manera que sea para ti no porque tu pareja se molesta si no lo haces. Sigues teniendo amigos y necesitando tiempo para ti, tienes derecho a tu privacidad y a tener tus secretos. El amor es aceptación, no control. ¡Ámate lo suficiente para no amar a nadie más que a ti!

5. Sé responsable: No me refiero al trabajo o escuela, hablo de tus decisiones sé consciente de que la semilla que siembres hoy será el fruto de tu mañana y lo que te pasa en estos momentos es consecuencia de lo que hiciste ayer ¿no te gusta tu presente? Cambia, no eres un árbol y no estas condenado a repetir tus errores, ¡aprende de ellos y sé feliz!