[dropcap]E[/dropcap]l desayuno es la comida más importante del día, eso ya es bien sabido. Esta comida es la que nos va a dar la energía que necesitamos para estar activos, alertas y con buen ánimo.

La idea de un desayuno saludable implica una combinación de varios tipos de alimentos, pero los que nunca deben faltar son las proteínas. Estas son las que nos dan la dosis de energía que necesitamos.

La distribución perfecta es mitad frutas o verduras, un cuarto de productos con granos integrales y el resto de proteína. Esta última puedes encontrarla en productos como huevo, queso, frutos secos, aguacate, yogur y más opciones que nos permitirán ser creativos a la hora de comer.

Otro beneficio de nunca olvidar las proteínas en el desayuno es que ayudan a tener menos hambre el resto del día, pues nos llenan más que otros alimentos. Si estamos con el estómago vacío, nuestro cuerpo pedirá alimentos con altos contenidos calóricos para reponerse haciendo que elijamos mal los snacks o lo que comeremos en el almuerzo.

Incorpora más proteínas a tu dieta y comienza tu día como debe ser.