Come manzana, cual Blanca Nieves. Se rumora (y hemos comprobado que sí funciona) que si te comes una manzana antes y después del reven, la borrachera se aminora. Se supone quela fruta absorbe el alcohol y evita que se te suba más, por ende, menos malestar al día siguiente.

Toma un vaso con agua después de cada bebida alcohólica. El alcohol deshidrata las células de tu cuerpo y las meninges, ubicadas en las sienes. Los vasos sanguíneos se dilatan y disminuyen la glucosa (se te baja el azúcar). Así vas compensando lo que vas deshidratando.

Comer peantut butter o crema de maní antes de beber es un remedio Africano que dicen que funciona re bien.

Tómate una aspirina antes de dormir, previene el dolorazo de cabeza. Cuidado: está comprobado que tomar estas medicinas religiosamente después de beber pueden causar daño en el hígado y riñón.

Toma mucho agua antes, durante y después de la borrachera. Recuerda que el efecto de deshidratación es el que te ocasiona la cama voladora del día siguiente.

Descansa.

Michelada con todo tipo de condimentos y salsas que le puedas agregar ya sea tabasco, salsa inglesa, salsa Maggie, valentina, limón, sal, pimienta, chile piquín, etc.

Tómate un licuado de plátano con leche y miel. El potasio, la magnesia y los electrolitos del plátano ayudan a regenerar los minerales perdidos. El plátano calma el estómago revuelto así como la leche, que además te hidrata. La miel ayuda a balancear tu nivel de azúcar o glucosa, que se deteriora durante la bebedera intensa.

Gatorade, Powerade, Vitamin Water. Aunque no lo creas, usar estas bebidas deportivas como mixers con tu alcoholito evitan la cruda. También te reviven. Y es que estan recargadas con electrolitos, elementos que reponen lo que el riñon ha excretado durante la pachanga etílica.

El clásico suero: Agua, limón y mucha sal. La sal retiene líquidos, en el momento de la cruda es importante retener el agua que perdiste con todos los tragos que te empinaste.

Ejercicio en un nivel bajo. Aunque muchos no lo crean, caminar o correr un poquito ocasiona sudoración. Eso sí, es imprescindible llevar una bebida enérgetica. La sudoración elimina toxinas que ingieres al beber alcohol. Ayuda a la circulación de la sangre al cerebro, de esta forma el dolor de cabeza se tranquilizará.

Prepárate un té de menta. Esta hierba ayuda a estabilizar el intestino, por ende ayuda a que los retortijones, la náusea y el dolor se baje.