¿Tomar café en ayunas? Te cuento por qué no debes hacerlo

Tomar café se ha convertido no solo en un gusto, sino en una de las prioridades de nuestra alimentación, incluso, en estas mismas páginas te hemos hablado de los beneficios que esto trae, pero también es importante decirte los males que puede causar.

De entrada te podemos decir que si tomas café con el estómago vacío por la mañana, podrías causarte graves daños, que va mucho más allá de que lo necesites para “despertar” y aquí te damos tres razones que deberás ponderar.

Primero que nada, el café acelera la producción de ácido en el estómago, y si aún no has comido nada, este podría dañar el revestimiento de estómago y causar indigestión y acidez estomacal, no importa si tomas descafeinado, el efecto es el mismo.

El café en ayunas puede también perjudicar nuestro ritmo cardiaco debido a que lo acelera, además de que es adictivo pues al tomarlo en ayunas disminuyes la producción de cortisol, esto provoca que nos sintamos somnolientos y cada vez necesitemos una mayor cantidad.

Según el doctor Adam Simon, director del portal británico de consultas médicas en línea PushDoctor, beber café en ayunas “puede causar nerviosismo, temblor de manos y otros efectos de abstinencia, incluso cambios en el estado de ánimo“, además de elevar  el nivel de irritabilidad y perjudicar a nuestra capacidad de concentración.