Tres mitos sobre el cabello

[dropcap]U[/dropcap]na cabellera larga y saludable es el sueño de muchas, bueno de casi todas mujeres. Por suerte chicas, hay varios tips sobre cuidados y corte capilar confirmados por expertos estilistas que tú puedes poner en práctica.

3 mitos sobre el cabello

[dropcap]1[/dropcap].” Cortar las puntas abiertas o resecas hace que el pelo crezca más rápido . Es completamente falso! ya se los habia dicho. El crecimiento tiene que ver con el tipo de alimento y la cantidad de líquido que ingieres, y continúa con los hábitos correctos de cuidado del cabello.

[dropcap]2[/dropcap]. “El pelo se acostumbra a los productos capilares”. Bueno, sobre esto no hay evidencia científica que sostenga esta creencia. Lo que sí sucede es que al usarlos durante cierta cantidad de tiempo, tu pelo cambia según reaccione ante él. Por ejemplo, si usas un baño capilar humectante, puede ser que luego de unas semanas tengas el cabello menos seco y ya no necesites de ese producto. Si encuentras un shampoo y/o acondicionador que te resulta, quédate con él.

[dropcap]3[/dropcap]. “Consumir medicamentos contra la caída de cabello contribuye a su crecimiento “. Los tratamientos anti caída están destinados a personas que ven disminuida su cantidad de cabello. Evita consumir pastillas de este tipo ya que puede afectar tu salud capilar y traerte otros efectos secundarios como el aumento de vello en diferentes partes del cuerpo. Cuidado chicas.

Consejos para una cabellera saludable

El pelo crece aproximadamente 1.5 centímetros por mes. El valor exacto dependerá de la alimentación y de la genética que tengas. 

Cortar las puntas abiertas no contribuye al crecimiento, pero sí lo vuelve más saludable al evitar que el daño se propague a los largos y medios. Además, renueva su apariencia al quitarle el aspecto de “quemado” y hace que a la vista parezca que el pelo ha crecido. Lo ideal es cortar el pelo las puntas de 8 a 12 semanas como para que el deterioro no se acumule.

Un hábito súper fácil que puedes poner en práctica al bañarte es darle a tu cabello un golpe con agua fría luego del último enjuague. El frío sella las fibras capilares y retiene las células queratinizadas. Así, los tintes te durarán más tiempo y podrás desenredarte con mayor facilidad. Por último, evita el uso excesivo de secadores ya que tienden a resecar el cabello.