Trucos para un buen maquillaje después de los 40

A partir de los 40 las  arrugas del rostro empiezan a pronunciarse con más fuerza, ya que la piel pierde elasticidad, toma una apariencia seca y las líneas de expresión se profundizan y acentúan.

Todos estos cambios en la piel obligan a ajustar las técnicas del maquillaje y el tipo de productos de belleza que debemos usar.

“A medida que la piel se avejenta tenemos que empezar a poner en práctica ciertos trucos de maquillaje que ayudan a que la piel madura luzca más joven y lozana”

Los trucos

1. Exfoliación e hidratación

La piel madura tiende a resecarse y, ante ello el primer truco a seguir es exfoliar la piel periódicamente para remover las células muertas y luego proceder a hidratarla con mucha más constancia y frecuencia que lo normal para que ésta se vea más lozana y luminosa.

Cuando la piel está bien hidratada se marcan menos las arrugas y, por lo tanto, uno luce más joven.

2. Aplicar el primer correcto

Antes de empezar a maquillar la piel madura se debe aplicar primero un primer que rellene todas las arrugas y líneas de expresión.

Hay primers de todo tipo, hay unos que controlan la grasa y otros que hidratan la piel, pero en la piel madura se debe aplicar uno a base de silicona que rellene y disimule toda línea de expresión profunda o superficial para que la piel luzca más pareja al estar maquillada.

3. Una base cremosa

A partir de la quinta década es importante usar una base que sea cremosa y no seca, es decir, que no se deben usar las bases a base de polvo, porque estas hacen lucir la piel madura más avejentada de lo que está, debido a que la arrugas se marcan más que cuando la base que se usa es cremosa.

4. Usar los polvos correctos

Aunque lo mejor a esta edad es mantenerse alejada de los polvos, si se pueden seguir usando, pero seleccionando los correctos.

Siempre se requiere de un poco de polvos para que el maquillaje dure más o para controlar el brillo del rostro. El secreto está en seleccionar unos polvos con una textura muy ligera, que sean translucidos y no aporten volumen a la piel madura.

Otra alternativa para fijar el maquillaje a esta edad son los nuevos spray fijadores, que viene en una amplia gama de tonos y fórmulas para mantener el maquillaje en su lugar y controlar el brillo en las áreas grasosas de la cara.

5. Un delineador de ojos en un tono más bien marrón

A partir de los 40 se recomienda delinear los ojos con un lápiz o gel en un tono más bien marrón que negro, para abrir los ojos con un look muy natural y suavizar las expresiones del rostro.

Otra recomendación importante cuando se usa el delineado al estilo de la llamada ‘cola de gato’, para abrir los ojos, es la de hacer una cola más bien corta en vez de larga, porque si el párpado está ya caído el lápiz se correrá.

6. Unas pestañas con rímel que luzcan ligeras y separadas

De no tener unas pestañas largas y abundantes, el rímel después de los 40 0 50 se debe aplicar con un cepillo de cerdas muy cortas y delgadas para que las pestañas queden maquilladas de manera uniforme y bien separadas.

Se debe escoger un rímel que no se corra.

Y si a esta edad se desea usar pestañas postizas, la maquilladora recomienda usar solamente aquellas que se colocan de mitad de ojo hacia la sien en vez de las enteras. La idea a esta edad es abrir los ojos lo más que se pueda en vez de cerrarlo con peso y volumen.

7. Contorno de labios

Por proceso natural, los labios van perdiendo volumen con la edad. Así que la experta en maquillaje dice que la mejor manera para resaltarlos y evitar que el labial se corra es delinearlos con un contorno de labios.

El contorno se aplica justo sobre el borde donde comienza cada labio y luego se rellena el resto del labio con el labial a usar.

8. Perfilar los pómulos

El sombrear los pómulos en dirección hacia las sienes es otro truco para hacer que el rostro maduro se vea más joven.

El delinear los pómulos, al igual que el arco de las cejas [usando polvos y no lápiz de cejas] es el perfecto ‘facelift’ para darle juventud al rostro maduro sin cirugías.